carissaLa carissa es una planta que ha ganado una gran popularidad con el paso de los años debido a muchas razones, por una parte, es un arbusto leñoso que posee una gran cantidad de espinas, y puede crecer hasta unos 5 metros en promedio, por lo que suele usarse comúnmente para construir cercas de setos impenetrables, e incluso como pantallas para cortar el viento en jardines costeros debido a que son resistentes al viento, así mismo, también es completamente resistente a las bajas temperaturas, al sol extremo y a la salinidad.

Esta es una planta de crecimiento lento, y es realmente tolerante a la sequía, por lo que no se debe regar con exceso de agua, sino que son un regado regular de poca agua, siempre sin encharcar, estará muy bien y crecerá maravillosamente.

La carissa es un arbusto que tiene unas hermosas hojas de color verde oscuro con forma ovalada, durante primavera y otoño comienzan a florecer y estas flores, de 5 pétalos con forma de estrella y de color blanco, desprenden un delicioso aroma similar al jazmín, y, posteriormente, producen unos frutos que al madurar y volverse de color rojo son totalmente comestibles.

Los frutos de la carissa, llamado Ciruela de Natal, son comúnmente utilizados en la elaboración de diversos dulces y mermeladas debido a que su sabor es suave y similar al del arándano o la fresa, por lo que es frecuente encontrarlo de esta forma., esta fruta es redonda u ovalada, de unos 6.25 cm de largo y 4 cm de ancho, y también se come fresca al natural o en ensaladas de frutas.

Beneficios de la carissa

La fruta de la carissa, también conocida como ciruelo de natal, para comenzar a hablar de los beneficios hay que comentar que la carissa tiene un gran contenido de hierro, por lo que suele ser utilizada como tratamiento para combatir la anemia, y, gracias a su contenido de vitamina C, ayuda también a combatir el escorbuto y reducir sus síntomas.

Beneficios carissa

Existen registros de que algunas tribus indígenas han utilizado las hojas de la carissa para contrarrestar problemas de tránsito intestinal, como la constipación y la diarrea, y por ello, en algunos países, está extendido su uso como hierba medicinal.

Esta propiedad se ha comprobado científicamente, dado que luego de un riguroso estudio científico logró determinarse que el extracto de la planta de Carissa tiene una clara efectividad en el tratamiento de la constipación y la diarrea debido a sus propiedades.

Así mismo, también se utiliza la raíz de la planta para el tratamiento de inflamación e infección de los órganos internos, dado que esta parte de la planta posee una importante utilidad medicinal para el organismo.

Propiedades de la carissa

El fruto de la carissa es bien apreciado por diversas culturas, debido a que posee una gran cantidad de propiedades valiosas, lo que hace que se incluyan como parte de la alimentación diaria tanto fresca como procesada en conservas, dulces y jaleas, así como también es frecuente su uso en la repostería.

propiedades carissaAsí mismo, el fruto es rico en calcio, fósforo, cobre y magnesio, y contiene un bajo contenido calórico, por lo que se puede consumir en grandes cantidades sin afectar la dieta u ocasionar aumento del peso corporal.

Sus hojas son utilizadas en decocción como tratamiento para fiebres intermitentes, inflamación de oído y oral, así como para la diarrea; por su parte, la raíz se ha utilizado ampliamente como un tratamiento para la picazón y para diversos problemas estomacales.

Las raíces de la Carissa poseen una cantidad considerable de ácido salicílico y glucósidos, por lo que también ocasionan la disminución de la presión arterial, lo que puede ser de utilidad ante ciertas enfermedades cardiovasculares.

También tiene propiedades curativas de la Carissa que ayudan a eliminar manchas de la piel y combatir úlceras en la boca o en los labios entre otras cosas.

Información nutricional de la carissa

El fruto de la carissa posee una gran cantidad de minerales, por lo que es posible encontrar en una ración de 100 gramos de esta fruta, al menos 11 mg de calcio, 1.31 mg de hierro, 16 mg de magnesio, 260 mg de potasio, 7 mg de fósforo, 3 mg de sodio y 0.21 mg de cobre.

Información nutricional carissaAsí mismo, posee un contenido vitamínico considerable, ya que en la misma ración de 100 gramos de la fruta se puede encontrar 38 mg de vitamina C, 0.04 mg de vitamina B1, 0.06 mg de vitaminaB2 y 0.2 mg de vitamina B3, así como 40IU de vitamina A.

Una ración de 100 gramos de la fruta de carissa contiene 84.17 gramos de agua, 0.5 gramos de proteínas, 1.3 gramos de lípidos, 0.4 gramos de ceniza y tan sólo 13.63 gramos de hidratos de carbono, por lo que esta fruta es ideal para consumirla en cualquier régimen alimenticio.

Cultivo de la Carissa

La Carissa se multiplica tanto mediante semillas como por esquejes, una de las principales diferencias es que, si se siembra por semillas tarda hasta 2 meses en germinar, y puede empezar a das frutos a los 2 años, mientras que por esquejes este proceso inicia antes.

Una vez que ha iniciado su crecimiento, se debe podar para controlar el tamaño y forma del arbusto, ya que puede ganar un gran tamaño y crecer de manera desorganizada, y debe abonarse cada 2 meses con fertilizantes minerales (si está en el suelo, si es en maceta una vez al mes), y una vez al año con abono orgánico o estiércol.

Otras frutas y verduras que pueden interesarte

Si pensamos en salud tenemos que pensar en variedad y diversidad. Nuestro cuerpo necesita de multitud de vitaminas para mantenerse sano y alejado de enfermedades. Estas vitaminas no son dadas por uno o pocos productos alimenticios, se necesita de una extensa lista de alimentos que conjuguen una buena alimentación. Por ello, facilitamos esta lista de productos para conocer sus beneficios al completo y descubrir nuevas frutas y verduras que te harán tener una dieta rica y equilibrada.

Todos los productos que aquí presentamos se pueden prepara de manera separada o conjugándolos entre ellos. Los sabores y texturas que puedes descubrir son innumerables. Además, muchos de ellos protegen o ayudan a la cura de enfermedades específicas.