Category: Información

cuidados carisa

Cuidados de la planta Carissa macrocarpa

Antes de hablar de los cuidados de la Carissa, conozcamos mejor esta planta.

cuidados carissa

Dentro de la familia de las Apocynaceae, encontramos la Carissa, una de las 7 especies de plantas o pequeños árboles originarios de las zonas tropicales de África, Australia y Asia. La planta carissa tiene subespecies como son: Carissa macrocarpa, Carissa bispinosa, Carissa tetramera, Carissa carandas.

 

Su nombre científico es Carissa Grandiflora y su nombre común es Carisa, C

Esta planta no necesita muchos cuidados, solo controlar que reciba rayos de sol, el suelo donde está plantada y no regar en exceso.

Conozcamos lo cuidados de la Carissa macrocarpa más detenidamente:

La Carissa puede estar a pleno sol o en una zona de semisobra, dado que si no recibe directamente los rayos del sol no podrá florecer. Se trata de una planta fuerte, por lo no debe preocupar que esté al solo todo el día, aguanta bien las altas temperaturas del verano. Si hay que tener más cuidado en las épocas de frío, sufre bastante con las heladas.

Esta planta necesita de un suelo poroso y bien drenado para que te tenga un aporte de materia orgánico suficiente para que prospere. En cuanto a los suelos si debemos prestar especial atención a los suelos muy secos, suelen ser una de las razones principales por la que la Carissa o Cerezo Natal no prospere o no florezca.

Debido a que necesita muchos nutrientes, su riego debe de ser regular pero no con mucha cantidad de agua. Esta planta tolera la sequía pero no por tener más agua, sino porque germinan menos flores.

A la hora de podar este arbusto hay que tener en cuenta la época del año. Debe ser hasta su floración.

Para una mejor floración y cuidados de la Carissa, se recomienda el uso de abonos. La mejor época para realizar las tareas de abono es en otoño y se puede realizar con estiércol o copos orgánico, y el uso de fertilizantes durante el invierno y primavera.

Esta planta es muy resistente a agentes externos como enfermedades o plagas. Si se realizan unos buenos cuidados de la planta existen pocas probabilidades de que tenga problemas. Sin embargo, si los suelos donde está plantada son demasiados pobres, es posible que la planta sufra clorisis.

Crecimiento de la Carissa

cuidados cerezo natal

Los cuidados hasta tener el arbusto en tamaño adulto son largos, dado que esta planta tiene un crecimiento bastante lento. Es una planta  bastante usada de barrera natural en jardines, pues su densidad hace que sean perfecto para cortar viento o para separar zonas ajardinadas.

Esta plata es un arbusto muy bajo y muy compacto en su forma. Su crecimiento es desordenado y espinoso. Dependiendo de factores como el agua, el suelo y el sol puede alcanzar hasta 4 metros de altura. Si su crecimiento es “rastrero” es decir, un crecimiento horizontal, la planta no supera los 60 centímetros. Se compone de brillantes hojas con un color verde oscuro intenso y son de forma ovalada, y de flores blancas perfumadas de no más de 5 centímetros de diámetro. Estas flores nacen entre primavera y finales de otoño y en ellas germinan un fruto rojo y comestible.

Si conoces más sobre los cuidados de esta planta déjanoslo en los comentarios, estaremos encantados de aprender más tips y trucos para conseguir una floración mayor.

¿Cómo sembrar la planta Carissa en maceta?

  sembrar planta carissa Normalmente, para jardín y hogar es usual sembrar árboles frutales o arbustos en grandes macetas o macetones dado que no suele haber en casa un suelo muy rico como para que las planta proliferen con facilidad, además de la facilidad de poder mover la planta de un lugar a otro para decoración o para ofrecerle unas mejores condiciones de luz. Por ello, en este post te vamos e explicar cómo sembrar la Carissa para que crezca en casa, en la terraza o jardín y disfrutes de la belleza de esta planta tropical.

Hay que tener en cuenta que la Carissa es una planta nativamente tropical o sureña, que originariamente se encuentra en el sur de África. Es por ello, como el resto de plantas tropicales, que soporta bien el calor y la luz del sol todo el día, pero que hay que tener especial cuidado durante en invierno y las heladas. Si se le realizan buenos cuidados es muy probable que la Carissa nos dé un gran cantidad de su flor blanca en primavera y su fruto, Ciruela de Natal tras la floración.

Comentar que este arbusto tiene una composición muy compacta y que es ideal para colocar en zonas ajardinadas que queremos proteger del viento, teniendo especial cuidado de sus espinas en forma de V.

Preparación de la Maceta

Para la siembra de la Carissa y poder transportarla más tarde según la época del año, es aconsejable, y se puede, plantar en grandes macetones.

Para preparar esta maceta tenemos que seguir ciertos pasos:

  • Se cubre el drenaje de la maceta con una malla metálica para evitar el escape de tierra.
    Se crea una capa de gravilla de entre 5 y 8 centímetros de espesor para facilitar el drenaje y la oxigenación de la maceta.
  • La tierra que se utiliza es posible conseguirla en cualquier tienda especializada en plantas. Hay distintos tipos de tierra, el que se debe de utilizar la dedicada para plantas tropicales.
    Hay que prestar atención a soltar la tierra al colocarla en la maceta, con esto conseguimos un mejor drenaje y una mejor porosidad de la tierra que nos ayudará a un mejor cuidado de la planta.
  • Llega el momento de trasplantar la Carissa. Si sus raíces están demasiado enredadas en la tierra anterior puede cortar algunas de las raíces para que quede más liberada y así facilite la proliferación del arbusto en la nueva tierra.
  • Una vez plantada no fertilice, primeramente añada agua durante unos días para la que planta agarre en la nueva tierra.

¿Qué luz necesita la Carissa?

Una vez que tenemos la Carissa sembrada en su nuevo lugar, tenemos que prestar atención a la luz a la que está expuesta la planta. Normalmente la mayoría de las plantas tropicales crecen mejor expuestas directamente a la luz solar, pero si esta en verano es excesiva, con temperaturas por encima de 38 grados centígrados, se recomienda colocar en un lugar donde durante algunas horas haya sombra.

luz para plantar carissaSi decidimos tener la planta en interior debemos cerciorarnos de que recibe una gran cantidad de luz durante la mayoría de las horas del día, de lo contrario la planta no nos dará flor ninguna. Además, si la planta está en interior y la trasladamos al exterior debemos de tener cuidado con este cambio radical, e intentar colocarla en exterior por en un lugar con algo de sombra. De esta forma la planta se aclimatizará mejor a la nueva zona.

Temperatura idónea

Como ya hemos comentado, las plantas tropicales no soportan las heladas por mucho tiempo. Si ocurre, la Carissa no florecerá, o tirará algunas ramas, o en caso extremo la planta morirá, por lo que hay que prestar especial atención en invierno.

Si en la zona hay heladas en invierno, es ideal que la maceta esté aislada de suelo, con un plato de plástico o de barro para evitar que la helada afecte a las raíces de la planta.

Otra protección que puedes tener en cuenta en inviernos, es proteger la planta con una tela o frazadas para evitar el frío directo, debiéndose retirar cuando los rayos del sol estén dando en la planta, dados que estos benefician al crecimiento de la Carissa.

¿Qué agua necesita para crecer?

riego carissaLas plantas tropicales normalmente no prosperan por el uso excesivo de agua en la maceta, o la instalación de riegos ineficientes que no segregan la cantidad de agua durante todo el día.
Estas planta debe de regarse solo cuando sea necesario. La cantidad de agua y la frecuencia a va a depender mucho del tamaño de maceta y de la altura que tenga la planta. La mejor forma de medirlo es palpando la tierra de la maceta. Cuando el suelo se perciba seco es cuando se debe de regar sin excesivos encharcamientos de la maceta.

Un buen drenaje, como hemos explicado en el punto 1, es ideal para evitar la congestión de agua en el fondo de la maceta cuando la planta no quiere más agua. Si no tiene un buen drenaje puede producir que las raíces se pudran, al exceso de agua, y provenga la muerte de la Carissa. Por eso, una buena plantación de la maceta desde el primer momento es indispensable para que la planta crezca con normalidad.

Es evidente que en verano la planta necesita más agua que en invierno. En esta última época la planta crecerá más lentamente, pero tranquilos, no es por la falta de agua, simplemente es por la temperatura.

Uso de fertilizantes

fertilizantes para sembrar carissaAplicar una nutrición extra a la maceta es esencial para el éxito del cultivo de la Carissa, pero el exceso del mismo puede generar problemas en la planta debido a la acumulación de sales. Si esto ocurre observaremos una película blanca en el suelo de la maceta. En este caso debemos de reducir la cantidad de fertilizantes que estamos usando, e incluso, analizar el agua, pues puede ser que tenga un exceso de contenido en sales.

Para conocer las cantidades idóneas, lo más correcto es seguir las indicaciones descritas en el envase de los fertilizantes o utilizar las cantidades aconsejadas en su tienda habitual de plantas. Normalmente siguiendo estas indicaciones no tendrá ningún problema.

Para entrar más en detalle, los fertilizantes sencillamente deben de contener proporciones equilibradas de nitrógeno, fósforo y potasio, e incluir cantidades en menor medida de hierro, magnesio y fósforo, zinc y cobre.

Si tienes cualquier pregunta o aportación a la siembra de la planta Carissa no dudes en dejarla en los comentarios.

Usar Carissa en la cocina

El uso de la Carissa en la cocina

La Carissa es originaria de Sudamérica y es también plantada en algunas partes de América, una fruta que se puede comer cruda, pero también se puede cocinar utilizándolo así en nuestras recetas diarias.

Algunas personas disfrutan de la Carissa utilizándolas en recetas de repostería principalmente en mermeladas y pasteles, gracias a que su sabor es ligeramente dulce como si se tratase de un arándano con la textura de una fresa madura, pero también suele dar el sabor en casos, dada la madurez de la fruta, a parecerse a una cereza inmadura.

Esta fruta también puede ser utilizada primero por su gran sabor y por su bajo nivel de colesterol que aporta al cuerpo humano también aportando vitaminas C y B, aportando calcio para los huesos y por la gran ventaja a la hora de utilizarlo en dietas por su bajo nivel de grasa.

La Carissa puede llegar a ser difícil de cultivar porque la planta repele una savia lechosa cuando se corta un brote, y sus bayas tienen una vida útil muy corta, haciendo que sus frutos sean frágiles a la hora de recolectarlos y transportarlos. Por eso su difícil cultivo hace que su valor global en el mercado sea muy potencial por los agricultores africanos.

Otra de las ventajas que ofrece al cuerpo humano es su ventaja proteger los dientes de las caries y evita enfermedades en las encías, fortalece las uñas y disminuye el riesgo de depresión.

El consumo de frutas siempre se ha conocido para mejorar nuestra salud y nos mantienen sanos aportando los nutrientes diarios que necesitamos previniendo del envejecimiento prematuro y nos ofrece otros beneficios haciendo que la Carissa forme parte de nuestros nutrientes y dietas diarias.

Cuidados y plantación de la Carissa

Riego Carissa

Las plantas arboladas necesitan ser regadas con menos frecuencia que las anuales tiernas o las plantas herbáceas. La mayoría de los árboles, arbustos y viñas establecidos pueden pasar semanas sin riego suplementario, excepto en climas extremadamente calurosos o ventosos.

El riego de una manguera o rociador debe hacerse lentamente y profundamente, no con frecuencia, para evitar el desarrollo de raíces poco profundas o enfermedades de las raíces.

Permita que el suelo se seque varias pulgadas de profundidad antes de regar. Cuando sea práctico, especialmente en climas áridos, use y mantenga mangueras de remojo eficientes con agua o riego por goteo. Agua brevemente dos o tres veces por semana para mantener el suelo húmedo, no húmedo

La mayoría de las lesiones del invierno provienen de la sequedad, no de las bajas temperaturas. Prepárese para regar durante largos períodos de sol, viento y sequía incluso en invierno.

Podar Carissa

Poda para controlar el tamaño de los brotes, para quitar las partes muertas o enfermas de la planta, o para formar o entrenar a las plantas en setos, topias, espalderas u otras formas interesantes.

Las plantas de hoja ancha, tanto de hoja perenne y deciduo, se puede cortar tan corto como sea necesario, incluso de vuelta al tronco principal. Incluso los nuevos brotes de crecimiento cerca de los extremos cortados.

La recomendación es que se inicie la poda en el final del invierno o la primavera, dependiendo de cuando las plantas florezcan.

Propagación

Se suele utilizar las raíces de los arbustos de hoja perenne en el verano, cortándolos cerca de la zona madura, cerca del podado de las hojas inferiores, y se pega en el suelo húmedo de las macetas o bien drenado el suelo del jardín mantenido una alta humedad y un visión directa con la luz.

En otoño o finales del invierno se suelen plantar las raíces de arbustos caducifolios. Mantenga los cortes húmedos 4-6 semanas hasta que estén bien arraigados, luego trasplante en recipientes individuales. Las hormonas de enraizamiento aumentan la probabilidad de enraizamiento, pero no son necesarias para la mayoría de las plantas.

Fertilización

La mayoría de las plantas necesitan una “dieta” regular de alimentos para todo uso de la planta, ya sea especialidad (con la etiqueta para su tipo de planta específica) o un genérico N-P-K (nitrógeno – fósforo – potasio)

Fertilizar temprano en el ciclo de crecimiento de la planta – primavera para las plantas de verano, otoño para las plantas de invierno.

Para plantas frondosas, use un fertilizante con un mayor contenido de nitrógeno. Para plantas de floración o fructificación, use un fertilizante más alto en contenido de fósforo.

 Si se utiliza un fertilizante soluble en agua:

  • Mezcle como se indica en el envase según las instrucciones.
  • Humedecer las hojas y regar el suelo
  • Repetir

Si se utiliza un fertilizante granulado:

  • Dispersar una pequeña cantidad de fertilizante de uso general ligeramente bajo las plantas desde el tallo hasta más allá de la extensión externa de las ramas o el follaje
  • Agua lenta y profundamente

NOTA: ¡Nunca más fertilizar! Usted verá un montón de crecimiento débil y frondoso y pocas flores

fruto carissa

Ciruela de Natal, fruto de la Carissa

fruto carissaEl fruto de la planta Carissa es la Ciruela de Natal. Este fruto es originario de la zona más sureña del continente Africano y también presente en zonas tropicales.

El fruto es de color rojo intenso, su superficie es lisa y de forma ovalada, midiendo aproximadamente entre 4 y 6 centímetro de longitud. Cuando el fruto aún no está maduro es de color verde y está recubierto por una final capa de látex. Es cuando maduran cuando adquieren ese color rojo tan característico y llamativo. En su última fase de madurez aparecen unas rayas color carmesí. En el corazón de la ciruela tiene aproximadamente entre 6 y 14 semillas pequeñas, finas y planas.

Se encuentra dentro del arbusto llamado Carissa, y aunque está visible y accesible, hay que tener cuidado al cogerlo, ya que este arbusto es compacto tiene espina para proteger la ciruela de natal.

El sabor de la ciruela de natal

La ciruela natal es comestible, poseyendo una carne suave, dulce y muy jugosa, con un tono rosáceo muy atractivo. Su sabor es similar al arándano, aunque hay algunas especies más silvestres que tienen manches de savia lechosa, pero igualmente comestibles.

Nace de la flor de Carissa

La ciruela natal nace de la flor de la Carissa, un flor blanca muy atractiva que florece a finales de otoño principios de primavera siempre y cuando el suelo donde está plantado el arbusto tenga nutrientes suficientes para la proliferación del fruto. Aunque en zonas cálidas o tropicales este arbusto está florecido todo el año.

fruto de natal

La flor blanca tiene un olor dulce, sobre todo por la noche, muy agradable y suave. Esta flor se compone de 5 pétalos blancos, componiendo una flor de hasta 5 centímetros de diámetro. La flor nace aislada o agrupada en pequeños racimos en la parte más extrema del tallo.

Las flores de la carissa son masculinas y femeninas y se fecundan entre ellas pero siempre que sea de un arbusto diferentes. Diferenciarlas es fácil, las flores masculinas tiene un aspecto alargada y tiene los estambres muchos más pronunciados que el pistilo.

La polinización de la flor es, como en la mayoría de las flores, gracias a pequeños insectos como las abejas o mariposas que llevan el polen de una planta a otra y facilitan este proceso.

La ciruela de natal en la gastronomía

A la pregunta ¿Se puede comer la ciruela de natal? La respuesta es SÍ. El fruto de la carissa se puede utilizar como alimento y comer fresco, incluyendo la piel y las semillas que tiene en su interior.

Su uso en la gastronomía es similar al que puede tener los arándanos. Se puede incorporar a postres frescos, helados tartas, salsa, etc. A la hora de cocinarlo hay que tener en cuenta que si se cuece, su latex se pega a los utensilios de cocina, por lo que no se debe utilizar cubiertos o paletas de aluminio en su preparación, es más recomendable tratarlo con utensilios de madera. Este fruto también puede preparase para conservas para elaborar, por ejemplo, mermeladas.
A la hora de comer este fruto, su piel puede resultar tosco y un poco amarga, pero es totalmente comestible.

 

 

En Asía, donde este producto está incluido en la rutina alimenticia, se utiliza para salsa, y tartas. Así mismo en la India, la ciruela de natal se ha hecho tan popular que, con piel, sin semillas y sazonado con azúcar, se ha hecho tan popular que incluso hay sustituido al fruto d la manzana en las tartas.

Otros usos

El fruto de la carissa, aunque de manera residual, también se ha utilizado como agente de curtido y teñido de tejidos, un colorante natural que se ha utilizado en la zona de la india.

Información nutricional

La carisa o ciruela de natal posee unos altos niveles de vitamina (B2 y B1), hierro, cobre magnesio y potasio.

Para ahondar más en detalle estos son los valores nutricionales de la ciruela de natal.

Nutrientes

  • Calorías: 62.0 kcal
  • Agua: 84.17 g
  • Hidratos de carbono: 13.63 g
  • Proteínas: 0.5 g
  • Grasa total: 1.3 g
  • Ceniza: 0.4 g
  • Hidratos de carbono: 13.63 g

Vitaminas

  • Vitamina C (Ácido ascórbico): 38.0 mg
  • Vitamina B1 (Tiamina): 0.04 mg
  • Vitamina B2 (Riboflavina): 0.06 mg
  • Vitamina B3 (Niacina): 0.2 mg
  • Vitamina B12: 0.0 mcg
  • Vitamina A (RAE): 2.0 mcg
  • Vitamina A (UI): 40.0 IU

Minerales

  • Calcio: 11.0 mg
  • Hierro: 1.31 mg
  • Magnesio: 16.0 mg
  • Fósforo: 7.0 mg
  • Potasio: 260.0 mg
  • Sodio: 3.0 mg
  • Cobre: 0.21 mg

Contraindicaciones y advertencias

La advertencia que no hay que desdeñar es que este fruto puede llegar a ser venenoso. Alguna de sus subespecies pueden contener sustancias nocivas en la capa de látex que lo recubre, por lo que el consejo principal es no consumir este fruto de manera silvestre para evitar problemas de intoxicación.

Una contraindicación a destacar puede ser que el fruto se marchita pronto, para aumentar los días de conserva se recomienda guardar en frío.

Nombre de la ciruela de natal en otros idiomas

  • Catalaán: Carissa
  • rancés: Prunier du Natal
  • Inglés: Natal plum, large num-num
  • Alememán: Natalpflaume

Si al leer este post tienes algo que comentarnos no dude es en escribirnos en los comentarios.

Propiedades curativas planta Carissa

Propiedades curativas de la planta Carissa

Como ya dijimos sus frutos la carissa poseen una gran cantidad de minerales, así que en una ración de 100 gramos podemos encontrar al menos 11mg de calcio, 16 mg de magnesio, 260 de potasio, 1.21 mg de hierro, 0.21mg de cobre y 7mg de fosforo. Además de ser ricos en vitamina C, vitamina B1, vitamina B2 y B3, así mismo como vitamina A.

Propiedades curativas planta CarissaEs recomendada en casos de estreñimiento puesto que también es un importante laxante natural. Una buena receta es que tomemos 5 higos frescos y 5 ciruelas con una cucharada de semillas de coliandro y una cucharadita de semillas de psilio, entonces las licuamos hasta que se hace un puré y envolvemos la mezcla en papel para refrigerarlo. Con que comamos una cucharadita a diario es suficiente y es de los mejores remedios naturales.

Otra receta para el estreñimiento es dejar las ciruelas durante la noche en un vaso de agua, el té resultante hará maravillas en nuestro cuerpo.

La Carissa y sus beneficios curativos

Desde el punto de vista de los beneficios curativos que puede tener la Carissa, se dice que resulta maravillosa para eliminar manchas de la piel y combatir úlceras en la boca o en los labios. Para aprovechar bien sus característica beneficiosas para la salud, preparamos un jugo de 4 onzas de ciruelas y 12 de zanahorias que tomaremos a diario, ¡En dos semanas notaremos los grandes cambios!

Propiedades curativas planta CarissaNo obstante también es recomendada para las personas que hacen gran actividad física de forma diaria, comerlas deshidratadas lo convierte en un gran tónico energético para cualquier situación por sus altos niveles de azucares. También suele ser muy utilizada en tratamientos para combatir la anemia.

Las hojas de la Carissa son utilizadas para tratar la fiebre, inflamaciones y también la diarrea. Según registros algunas tribus indígenas las utilizaban para problemas intestinales y constipación, es por ello que se extendió su uso alrededor del mundo. Al mismo tiempo su raíz es utilizada como tratamiento para la comezón y varios problemas estomacales; posee una cantidad considerable de glucósidos y ácido salicílico, ayudando a ciertas enfermedades cardiovasculares puesto que ocasionan disminución en la presión arterial.

Cultivo de Carissa

Propiedades curativas planta Carissa

Tener una planta de Carissa en nuestros patios y cultivos es una gran idea puesto que debido a su nivel de vitaminas y minerales hace que se puedan incluir en las dietas sin ningún tipo de efectos secundarios peligrosos. Sin embargo debemos tomar en cuenta qué la fruta nunca se debe comer antes de madurar porque puede resultar venenoso y letal.

El árbol de Carissa puede llegar a medir 6 metros de altura, sus hojas pueden resistir los fuertes vientos y brisas además de que sus espinas son gruesas en forma de Y. Dependiendo del modelo podría contar hasta uno 3 metros de altura, aunque también hay variedades enanas de un metro con pocas espinas.  Esta plata es poco exigente puesto que vive en sitios rústicos y puede, es más, la Carissa es cultivada en cualquier tipo de suelo, aunque claro, ésta prefiere los arenosos y bien drenados, aun así logra soportar la tierra pobre y la salinidad que pueda tener.

Propiedades curativas planta CarissaEs una gran sobreviviente a los periodos de sequía pero aun así necesita cuidados regularmente para que se puedan cosechar sus frutos. Muchos botánicos recomiendan cultivarla a pleno sol o si es posible a una media sombra, perfectamente puede soportar el calor fuerte y húmedo no obstante morirá rápidamente en climas helados. (Si el clima no es demasiado extremo, solo entrará en hibernación hasta la llegada de la primavera)

Cuando sembramos una Carissa puede tardar hasta dos meses en germinar y tardar hasta dos años en dar frutos. Una vez que inicia su crecimiento deberemos podar la planta para controlar su tamaño puesto que tienden a crecer de una forma bastante desorganizada, además de que debemos abonarla cada dos meses (o una vez al mes si está en una maceta).

Este arbusto es muy apropiado para los jardines tropicales con reducido mantenimiento, además de todas sus propiedades curativas es una planta con gran belleza y follaje denso y compacto.

Copyright 2019 © | Política de cookies | Sitemap